fbpx

“Alerta roja” en Managua»

Aunque aún no está decretada la alerta roja sobre Managua, el Gobierno ya está actuando como tal ante el “serio riesgo” que implica la crecida del lago Xolotlán por las lluvias de los últimos días, anunció ayer la Primera Dama de la República, Rosario Murillo.

En el resto del país se mantiene la alerta amarilla y se reportan, a nivel nacional, ocho muertos y 4,500 familias afectadas por el temporal de la última semana.

El lago Xolotlán registró al mediodía de ayer 42.30 metros sobre el nivel del mar (msnm) con oleaje y con vientos.

“Eso quiere decir que nos faltarían sólo 43 centímetros para llegar a los niveles que tuvimos el año pasado, en octubre, cuando alcanzamos los 42.73 msnm. Eso significa que estamos en serio riesgo en las costas del lago”, alertó ayer Murillo, quien también es Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Con el huracán Mitch, que azotó al país en 1998, el lago llegó a los 42.10 msnm. Su máximo nivel histórico. Por otro lado, ha sido de 43.33 msnm de acuerdo con el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter. Esto se registró en 1993.

Murillo destacó que se están preparando para evacuar a unas 600 familias, unas 3,000 personas entre adultos y niños, que viven a orillas del lago.

“Me decían los compañeros expertos, que si las lluvias siguen como han estado, es decir, solo con el invierno normal, aunque no haya un fenómeno particular, en ocho días podríamos estar teniendo que proceder a evacuar”, reiteró.

Precisamente en la comunidad de Cuatro Palos, en La Paz Centro, el Ejército intervino el sábado en horas de la tarde, y evacuó a varias familias, afectadas por la crecida del Xolotlán.

**Peligro por acumulación del agua**

Agregó que ya están preparando las condiciones de energía, agua potable, servicios higiénicos y atención médica en los albergues.

Murillo precisó que a nivel de todo el país se reportan 14 departamentos con 70 municipios y 500 comunidades o barrios afectados por las lluvias.

“Estamos hablando de unas 4,500 familias afectadas, (es decir) son 25 mil personas las que en toda Nicaragua se encuentra atravesando esa situación difícil”, detalló.

Especificó que un total de 2,000 familias, de las afectadas, alrededor de 10 mil personas, han sido evacuadas en más de 95 albergues temporales activos.

“Hay ocho o más personas fallecidas, ya que se está verificando otro en el municipio de Madriz (al norte de Nicaragua)”, comentó Murillo.

A la fecha, también se contabilizan 3 mil viviendas anegadas, 300 destruidas y más de mil semidestruidas.

La Primera Dama reiteró una y otra vez, que mantienen la alerta amarilla debido a que todavía hay brisas persistentes.

Aparte de eso, planteó que hay acumulación de humedad en terrenos que pueden representar riesgos y acumulación de agua en ríos y lagos.

Lo anterior, según subrayó, puede representar riegos para familias que viven cerca de cerros, ríos y lagos.

“Y esto nos obliga a mantenernos en esta alerta preventiva”, señaló.

**Afectaciones por zonas**

En términos específicos, Murillo indicó que Managua tiene afectados todos los distritos, así como los municipios de Tipitapa, Ticuantepe, Mateare, Cuidad Sandino, El Crucero, San Rafael del Sur, Villa El Carmen y San Francisco Libre.

Aunque los que tienen “serias dificultades” son El Crucero y San Francisco Libre. Masaya, entre tanto, sólo tiene “algunas” afectaciones en Masatepe y La Concepción.

En Carazo, al suroeste de la capital, son los municipios de Diriamba y San Marcos los que están en problemas por las lluvias, especialmente en infraestructura vial.

Mientras en Granada, al sur del país, se reportan 45 viviendas anegadas por la subida del río Malacatoya. Los municipios de Nandaime y de Diriá también están en la lista de afectados.

Mientras en Rivas, además de la cabecera departamental, figuran San Rafael, San Juan del Sur, San Jorge y Potosí entre los más afectados por las lluvias.

Por otra parte, en León, al Occidente, las zonas de Santa Rosa del Peñón, El Jicaral, El Sauce, Achuapa, Malpaisillo, Nagarote, La Paz Centro y Telica están en problemas, tanto a nivel de caminos como de viviendas.

Las lluvias en León han provocado la autoevacuación de más de 800 familias en comunidades rurales, particularmente de Malpaisillo, Santa Rosa del Peñón, El Jicaral y La Paz Centro. En estos dos últimos municipios, las autoridades de Defensa Civil, en coordinación con el Ejército y las alcaldías, durante el fin de semana procedieron con evacuaciones.

En el departamento de Chinandega, además de la cabecera, Somotillo, Villa Nueva, Santo Tomás, San Pedro, San Francisco del Norte, Corinto, Cinco Pinos, Puerto Morazán, El Viejo, Posoltega, Chichigalpa y El Realejo son los que más dificultades reportan por las precipitaciones.

**El norte y centro del país**

Mientras tanto, en Madriz, al norte de Nicaragua, Totogalpa, Somoto, San Lucas, San José de Cusmapa, La Sabana, Telpaneca y Palacagüina son los más afectados, aunque en esos sitios ya está dejando de llover, de acuerdo con Murillo.

En Nueva Segovia, también al norte, las afectaciones se reportan en Ocotal, Macuelizo, Santa María, Quilalí y Wiwilí. En Estelí, en tanto, se registran afectaciones en San Juan de Limay, Pueblo Nuevo, Condega y San Nicolás.

En Estelí varias casas están por colapsar por la humedad en techos y en paredes. En Condega, se vive la misma situación. Además, las comarcas de La Laguna, Santa Rosa y Venecia, no tienen energía eléctrica.

En San Juan de Limay, seis comarcas están sin energía. Entre ellas Tranqueras. El municipio sigue aislado por los daños que tiene el Puente Gualilica.

Por otro lado, en Matagalpa, los lugares más afectados son: Matagalpa, Matiguás, Sébaco y Darío. Días atrás estaban entre las zonas con más problemas: San Isidro, San Dionisio, Esquipulas y Waslala, con afectaciones en las alcantarillas y algunos caminos.

A eso se suman, en Jinotega, La Concordia y San Sebastián de Yalí. En Chontales, ubicado en la zona central del país, Juigalpa y Boaco reportan problemas por las precipitaciones.

**Lluvias continuarán**

Las precipitaciones continuarán en las próximas horas, debido a que prevalecen los fenómenos de bajas presiones sobre el territorio nacional, según el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, lo que significa que los problemas se van a agudizar.

**Defensa Civil ¿sin datos?**

Anoche EL NUEVO DIARIO intentó conocer más detalles del riesgo en Managua y en el resto del país con Defensa Civil. Sin embargo, el jefe de la entidad, Mario Perezcassar, indicó que “no manejaba datos” al respecto y que “estaba en una reunión”.

Por la tarde, una periodista del Diario quiso obtener datos estadísticos más específicos de las afectaciones por lluvias, pero indicaron que “no había datos” y que “no atenderían” la solicitud.

Tomado de El Nuevo Diario-Nicaragua.

octubre 17, 2011

Leave a reply