fbpx

Ante los recientes eventos sísmicos: Urge análisis científico – técnico

**Reflexión Nacional y Centroamericana**

La falta del abordaje científico técnico de los eventos sísmicos ocurridos en Chile, a nivel climático como geofísico en general y su divulgación y manejo de información hacia la población, ha motivo al coordinador de gestión de riesgo y meteorólogo de Centro Humboldt, William Montiel, realizar las siguientes recomendación técnicas ante estos hechos:

Placa del Caribe muestra a través de los acontecimientos en los dos últimos años que hay una inestabilidad en la interacción de los sistemas de placas: Coco- Caribe; Coco- Nazca; Caribe- Placa de Norteamérica: Sismos en el borde placa Caribe- Norteamérica en la plataforma continental de Honduras sentidos en el norte- caribe de Nicaragua, sismo violento en el borde de ambas placas en Haití y República Dominicana.

Esta sismicidad aparentemente normal en la zona de contacto de las placas Coco-Caribe entre San Juan del Sur hasta Guatemala con algunos eventos notables promedio de 4.0 Ritcher.

Se debe llamar la atención a las instituciones y a nuestro criterio debe servir para valorar bajo modelo geofísicos y profundizar el nivel de valoración de los riesgos inherentes a estos fenómenos, y de ninguna manera, el planteamiento de eventos es totalmente independiente, cuando se argumenta las escalas como factor para tal valoración.

En Nicaragua fueron sentidos el evento de Honduras, hay desplazamiento y activación de fallas locales, en San Juan de Río Coco, en la zona del triángulo minero y la zona del Pacífico parece tener tendencia a recibir mayores influencias de sismos en la zona de subducción.

Es muy importante tomar en cuenta estos eventos, y particularmente disponer de mayor información sobre el GAP frente a Puerto Sandino y aumentar la vigilancia en la zona del punto triple entre la placa de Nazca, Coco, y el Caribe, frente a las costas limítrofes entre Costa Rica – Nicaragua, y Costa Rica – Panamá, donde hay un GAP que no ha mostrado movimientos en relación a lo que pasa con el resto de la zona de subducción frente a Centroamérica.

Con estos acontecimientos, y si aceptamos la inestabilidad del sistema de placas, es importante profundizar el estudio y la investigación de lo que está ocurriendo, partiendo de las teorías generalmente aceptadas cuyos modelos geofísicos pudieran estar siendo afectadas por variables oceánicas como las corrientes marinas y cambios de las temperaturas del mar así como las posiciones de termo climas en las zonas geográficas adyacentes a Centroamérica y muy especialmente de Nicaragua, cuya forma geométrica y condiciones geológicas permite suponer la fragilidad o vulnerabilidad entre las zonas de llanuras y el macizo central montañoso.

Todo apunta a la actualización urgente de planes de gestión de riesgos tomando en cuenta las prioridades del Marco de Acción de Hyogo como compromiso mundial de Gobiernos, organismos internacionales, agencias de cooperación, ONG nacionales e internacionales.

Fotografía: AFP- publicada en El Nuevo Diario. Nicaragua.

febrero 27, 2010

Leave a reply