fbpx

Comunicado de Prensa SICA en ocasión de la COP 18

Doha, Qatar
5 de diciembre, 2012

Los Ministros / Jefes de Delegación de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y la República Dominicana agradecen la presencia de todas y todos Uds. en esta conferencia de prensa.

Aprovechamos la ocasión para expresar la solidaridad de nuestra región con la República de Panamá por las afectaciones de lluvias intensas que ocasionaron pérdidas de vidas humanas, gran cantidad de desplazados climáticos, además de pérdidas estructurales y que por primera vez se ha dado una tragedia de esta magnitud en ese hermano pueblo. También expresamos toda nuestra solidaridad a Filipinas por las muertes, daños y damnificados producto de los recientes eventos climáticos.

El SICA expresa su gratitud por la hospitalidad recibida del gobierno de Qatar y reconoce todos los esfuerzos realizados hasta el día de hoy por el Presidente de la COP 18 en estas negociaciones, en este tiempo crítico, en un momento decisivo en la historia del clima de nuestro planeta.

El cambio climático es de los mayores desafíos de nuestro tiempo y representa una amenaza urgente e inmediata para la sociedad humana y los seres vivos y nuestra región se encuentra entre una de las más vulnerables y afectadas por este cambio climático.

Centroamérica y la República Dominicana sufren eventos extremos cada vez con mayor frecuencia e intensidad que provocan centenares de pérdidas de vidas humanas, miles de damnificados, desbordamiento de ríos, inundación de extensas áreas, sequías, deslizamientos, daños en cultivos, carreteras, puentes y viviendas, configurando una amenaza severa a la seguridad alimentaria y graves afectaciones a la actividad económica y comercial de la región.

Según los informes de Riesgos Climáticos a nivel Global en la Región Centroamericana se encuentran los países con mayor afectación por el cambio climático. Entre 1930 y 2008 la región padeció 248 eventos extremos asociados a fenómenos climáticos e hidrometeorológicos.

Así mismo, el recién Índice de Riesgo Climático Global del 2013 determinó que desde 1992 al 2011 cuatro países de la región se encuentran entre los 10 más afectados por eventos climáticos en el mundo. Esto ha significado para nuestros países pérdidas humanas y desplazados climáticos, pérdidas económicas equivalente al 3% del Producto Interno Bruto, socavando los esfuerzos nacionales y regionales para erradicar la pobreza y extrema pobreza.

Como consecuencia de los impactos del cambio climático, se ha afectado la producción agrícola, la infraestructura y los asentamientos humanos a nivel mundial, que junto a la crisis financiera y económica internacional y el encarecimiento de los granos básicos han impactado en la seguridad alimentaria, así como los desastres naturales que ocasionan pérdidas humanas y en la necesidad de desviar fondos para la rehabilitación y reconstrucción.

El SICA considera que en la medida en la cual los países desarrollados cumplan sus compromisos legalmente adquiridos relativos a la provisión de recursos financieros nuevos, predecibles y suficientes, y adicionales a la Ayuda Oficial al Desarrollo, para la adaptación, mitigación, la creación de capacidades y el desarrollo y la transferencia de tecnología, nuestros países en desarrollo podrán cumplir con la aplicación efectiva de la Convención.

El SICA ratifica como su prioridad la Adaptación sin dejar de reconocer la importancia de nuestros esfuerzos voluntarios en mitigación, aun cuando nuestras emisiones son menos del 0.5% de las emisiones mundiales. Con relación al Comité de Adaptación, urgimos que se provean los medios necesarios para su inmediato y adecuado funcionamiento.

También se requiere que los países desarrollados asuman sus compromisos para la capitalización del Fondo Verde para el Clima, y a corto plazo asegurar su puesta en marcha con el fin de atender las necesidades más urgentes de los países en desarrollo.

Es fundamental fortalecer la transferencia de tecnologías y fomentar su generación a nivel regional, incluyendo la atención y utilización de los conocimientos tradicionales, indígenas y ancestrales.

El SICA considera de esencial el programa de trabajo de pérdidas y daños y los planes nacionales de adaptación deben de constituirse en una herramienta central para apoyar la reducción de las vulnerabilidades ante el fenómeno climático.

El SICA en el tema relacionado con educación, capacitación, y sensibilización de públicos bajo el Articulo 6 de la Convención apoya plenamente la implementación del programa de trabajo para los próximos de 8 años, el cual brindará el marco referente de las acciones que los países ejecuten de acuerdo a sus realidades y necesidades. Este programa promoverá la participación de los niños, los jóvenes y las organizaciones de la sociedad civil. Asimismo, la efectiva implementación de este nuevo programa de trabajo de educación requiere que se destinen recursos financieros.

El sistema jurídico internacional es fundamental en todo lo relacionado sobre el cambio climático, por lo que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Protocolo de Kioto constituyen su único marco jurídico y todas las acciones o medidas relacionadas deben estar en plena conformidad con sus principios y disposiciones, incluyendo el de equidad y responsabilidades comunes pero diferenciadas.

Subrayamos que resultados efectivos e integrales del Plan de Acción de Bali son clave para garantizar la aplicación plena, eficaz y sostenida de la Convención, tomando en cuenta que los avances en las negociaciones de la Plataforma de Durban (ADP), están vinculados con la conclusión exitosa del Grupo de Trabajo Especial sobre la cooperación a largo plazo (AWG-LCA) y el Grupo de Trabajo Especial sobre los nuevos compromisos de las Partes del Anexo I con arreglo al Protocolo de Kioto (AWG-KP).

El SICA espera que esta COP18 sea exitosa, y pondrá todos sus esfuerzos para que se acuerde un Segundo Período de Compromisos del Protocolo ambicioso de acuerdo a la ciencia, para el cumplimiento de los compromisos adquiridos, para concretar el financiamiento para los medios de implementación, para la adaptación, la transferencia de tecnología, y obtener un resultado acordado que contenga de forma integral todos los elementos contenidos en el Plan de Acción de Bali es un elemento esencial para el éxito de Doha,

Vemos con suma preocupación los mínimos avances logrados hasta el momento en estas negociaciones, Seguiremos trabajando arduamente y de inmediato con las y los colegas de todas las Partes para obtener esos resultados ambiciosos que protejan a los sistemas ecológicos que sustentan la vida en la Madre Tierra.

diciembre 5, 2012

Leave a reply