fbpx

COP25 y sus negociaciones en materia de Pérdidas y Daños

La Feria de Madrid España se convirtió en tan solo con un mes de preparación en la sede de la Cumbre Climática Conferencia de las Partes (COP25), en la que se encuentran más de 20 mil personas de todo el mundo, dentro de ellos, representantes de Gobiernos, empresas, Sociedad Cilvil, activistas, organizaciones ambientalistas y medios de comunicación. El evento este año se realizaría en Chile, lo que representaba grandes expectativas para la Región Latinomarericana, sin embargo, debido a la crisis sociopolítica que enfrenta recientemente este país, este evento denominado el más grande del mundo en temas ambientales tuvo que ser trasladado a España.

En este espacio divido en una Zona Verde y una Zona Azul, se llevan a cabo las negociaciones más urgentes para implementar acciones que permitan enfrentar la profunda crisis ambiental a la que está sometido el planeta y demandar a que los Gobiernos actúen y se comprometan. Los días se hacen cortos y las acciones de incidencia que se encuentran realizando las organizaciones de sociedad civil, dentro ellas Centro Humboldt, son inmensas.

Las sesiones de intercambio y reuniones de lobby con delegados oficiales y de instancias internacionales vinculadas con la gestión del cambio climático, son el día a día. Desde el Foro Centroamérica Vulnerable, del cual Centro Humboldt forma parte, se monitorean las negociaciones de los distintos temas.

¿Cómo van las negociaciones en Pérdidas y Daños?

Según Bernis Cunningham, Director de CENICA y miembro de la Alianza Nicaragüense ante el Cambio Climático, (ANACC), “En Las negociaciones de Pérdidas y Daños se está discutiendo cómo va funcionar el Mecanismo Internacional de Varsovia (mecanismo para hacer frente a las pérdidas y daños relacionados a los impactos del cambio climático).

“Las discusiones hasta hoy están dividas en dos partes; los países en vías de desarrollo están exigiendo que se aumente el financiamiento para el tema de pérdidas y daños, acompañado de una estructura jurídica que le haga frente a esta problemática que enfrentan los países más vulnerables. Por su parte, los países desarrollados como Estados Unidos y Australia responden a esta petición alegando que ya existe una estructura financiera suficiente para financiar el tema de pérdidas y daños y con esto citan al Fondo Verde Climático, como dicha estructura solicitada.

Sin embargo, los países en vías de desarrollo solicitantes de más fondos, entre ellos Nicaragua han argumentado que el Fondo Verde Climático es demasiado burocrático y conlleva demasiado tiempo, lo que no permitiría resolver el tema de pérdidas y daños”, compartió Cunningham.

Bernis, añadió “Otras de las discusiones que se tuvo respecto a este tema es sí se debería o no incluir algunas salvas guardas, por ejemplo, los seguros climáticos”.

Desde el Foro Centroamérica Vulnerable Consideramos fundamental que haya nuevos financiamientos y una estructura ágil que le pueda hacer frente al tema de pérdidas y daños”, concluyó Cunnigham.

Los países demandantes son los más vulnerables ante los efectos del cambio climático, para lo cual tienen poca preparación en esta materia, precisamente por la falta de recursos, ubicación geográfica y debido a las altas emisiones de carbono emitidas mayoritariamente por los países desarrollados, que han basado su crecimiento económico en altas esferas de contaminación, lo que implica mayor corresponsabilidad con comunidades altamente vulnerables que requieren de una actuación inmediata para sobrevivir.

Las negociaciones referentes a este tema continúan a cargo de una comisión especial que revisa el mecanismo Internacional de Varsovia en la COP25 que se desarrolla desde este 02 de diciembre al 13 de este mismo mes.

diciembre 6, 2019

Leave a reply