fbpx

Debaten sobre la Cuenca 69

Recientemente se llevó a cabo el foro «La cuenca de Los Grandes Lagos y el Río San Juan: Columna Vertebral del Desarrollo Nicaragüense», donde más de ciento sesenta personas lograron debatir sobre la importancia de la Cuenca 69, gracias a la organización de la Alianza Mundial por el Agua y el Grupo Ad hoc de Observación Ambiental.

El evento se realizó con el fin de compartir información técnica a profundidad sobre la Cuenca y conocer lo que está ocurriendo o podría suceder en esta zona, ya que es de mucha sensibilidad al estar parte de ella en territorio nicaragüense.

Creemos que hay un especial interés por el destino de esta parte del territorio nacional y esperamos que la información brindada hoy sirva para poder enriquecer los conocimientos y tener mayores elementos de juicios para poder opinar sobre este tema, dijo Víctor Campos, presidente Pro Témpore, de la Alianza Mundial por el Agua.

Este debate buscar puntualizar iniciativas y propuestas concretas para analizar los impactos originados por mega proyectos, en conjunto con las acciones de adaptación y mitigación que se deben desarrollar para las poblaciones más vulnerables habitantes de la Cuenca 69.

Algunos de los temas abordados fueron el Plan Nacional de Desarrollo y el Canal Interoceánico, los escenarios de cambio climático en la Cuenca 69, la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos en la Cuenca 69, la seguridad alimentaria y el proyecto hidroeléctrico Brito.

En este evento participaron expertos, autoridades gubernamentales y académicos nicaragüenses como Salvador Montenegro Guillén, director del CIRA-UNAN, Paul Oquist Kelley, ministro asesor para políticas Públicas de la Presidencia Nacional, Isaías Montoya Blanco, director general de recursos hídricos de INETER, José Milán Pérez, director CELA-UCC, entre otros.

**El debate sobre el Canal interoceánico**

Según Oquist, existen todas las condiciones para la construcción del Canal Interoceánico ya que el de Panamá no satisface la demanda de flota de barcos Pos Panamax y mucho menos la demanda que necesita el servicio.

Nicaragua “nunca antes nuestro país estuvo tan cerca de coronar un proyecto transformador de esta envergadura tiene un clima inversionista positivo por eso es viable la construcción del gran canal interoceánico, y por consiguiente se generarán más de 600 mil empleos, y en 10 años habrá un crecimiento de la economía nicaragüense con un Producto Interno Bruto que se multiplicará 5 veces del actual, en un país en el que el 70% de la población está fuera de la economía formal y tiene un ingreso per cápita de $ 1, 050.00 dólares”, dijo Oquist.

Por su parte, Salvador Montenegro, presentó los riesgos de este mega proyecto e indicó que mantener limpio el canal dentro del Lago va será más costoso que construirlo en el primer momento, debido a sus turbulencias y vientos fuertes, lo cual se le suma la incapacidad de maniobra de los barcos cargueros que tienen riesgos elevados de estallar por que en el Gran Lago Cocibolca el viento alcanza grandes olas.

Sin embargo, la mayor problemática según Montenegro es que en un escenario pesimista la esperanza de contar con agua para todos y para siempre, y por este motivo, la mejor ruta para la construcción del Canal es la que no atraviese las aguas de El Gran Lago Cocibolca, el cual no debemos perder ni por todo el oro del mundo, señaló.

Al respecto, José Milán, Pérez, director CELA-UCC, señaló que no existe actividad humana sin que implique un impacto en el ambiente. Esa forma de desarrollo debe ser responsable, objetiva y equilibrada. De tal manera que la transformación no haga que el ecosistema pierda su servicio o función ambiental.

**Escenarios de cambio climáticos en la Cuenca**

Otros de los temas abordados en el foro fueron los resultados del estudio «Mapeo de riesgos, procesos, políticas, públicas y actores asociados al cambio climático en la Cuenca 69» elaborado por Centro Humboldt, .

Según la ponencia impartida por el Víctor Campos, presidente Pro Témpore de la Alianza Mundial por el Agua, las condiciones actuales y proyectadas para el año 2050 en la cuenca evidencian que para gran parte de los actores vulnerables los efectos adversos del cambio climático se incrementarán umentando el número de personas cuya vida está en riesgo por la acción de fenómenos hidrometeorológicos extremos y/o por deterioro de las condiciones de la calidad de vida.

Un aspecto crítico de los resultados de esta investigación es que actualmente en Nicaragua hay 82 municipios que están dentro y parcialmente de la cuenca, pero de estos 48 presentan con niveles de riesgos altos y medios, y las proyecciones indican un aumento a 56 municipios para el año 2050, lo cual disminuye la disponibilidad de agua para el 86% de la población más vulnerable del país.

Lo principal es que la población este consientes que vivimos en zonas alto riesgo al cambio climático, por que el eje más débil del desarrollo en Nicaragua es el ambiental. “Creemos que el país se ha preocupado por la parte económica y social, pero lo ambiental es el flanco débil que el Gobierno debería cubrir para tratar de balancear y poder efectivamente construir sostenibilidad. Sin la parte ambiental no hay sostenibilidad económica, por lo tanto, es necesario realizar un importante esfuerzo para crear una Política de Estado y un Plan Nacional de Adaptación que considere a la Cuenca 69 como prioritaria y cuente con el respaldo y consenso de los diferentes actores, como garante de abastecimiento de agua segura y seguridad alimentaria, de gran parte del territorio nacional y regional centroamericano”, señaló Campos.

**¿Qué son las Cuencas?**

La cuenca hidrográfica es un territorio definido por la línea divisoria de las aguas en la cual se desarrolla un sistema hídrico superficial, formando una red de cursos de agua que concentran caudales hasta formar un río principal que lleva sus aguas a un lago o mar. Todo punto de la tierra está dentro de una cuenca.

La Cuenca 69 es importante para Nicaragua y su población porque en ella están ubicados los dos grandes lagos Cocibolca y Xolotlán y Río San Juan, las cuales preservan agua para el consumo humano, irrigación de cultivos y la preservación de los ecosistemas.

Usos para el Gran Lago de Nicaragua: satisfacer la necesidad de agua potable de Nicaragua, la irrigación de cultivos a nivel nacional, su aplicación a la pesca artesanal y deportiva, apoyo al turismo, foso de diversidad biológica, y turismo, esto genera un compromiso para su protección, porque supone la implementación de medidas estrictas para el control de los tóxicos que se expulsan en su Cuenca, de tal forma que en vaso de agua que consumamos no se encuentren esos venenos.

agosto 2, 2012

Leave a reply