Estado actual del sector minero y sus impactos socio ambientales

Estamos alertando un incremento de la actividad minera, “que no hay actividad minera segura, ni explotación segura y que causa perjuicio ambiental al país”, así lo refirió Víctor Campos Cubas, subdirector de Centro Humboldt durante el foro sobre el estudio del “Estado actual del sector minero y sus impactos socio-ambientales en Nicaragua2012-2013.”

Según este estudio realizado por Centro Humboldt, se destaca un incremento de áreas concesionadas en el país, para el período del 2012-2013 ha presentado un aumento general en la entrega de concesiones mineras hasta en un 24% con respecto al año 2011, distribuidas en 85 concesiones entregadas a 7 principales titulares, llegando una sola empresa a poseer 21 concesiones, muchas de ellas otorgadas en áreas protegidas.

A pesar que la minería se posesionó en el 2013, como el rubro de mayor exportación, con 436millones de dólares, esto significó únicamente el 2.5% de contribución al Producto Interno Bruto del país, y en términos de ingresos fiscales de apenas 262 mil dólares (6% de las exportaciones totales) y mantuvo 4,400 empleos formales directos, apenas el 2.2% del a demanda total de empleo del país. Esto indica que la minería es una actividad que deja pocos beneficios económicos y sociales, dejándonos únicamente el deterioro significativo de las condiciones ambientales del país. ¿Y quién paga por los bosques destruidos y los ríos que se secan en estas comunidades?.

Según Campos, se logró la identificación de dos concesiones solicitadas en la cuenca del Río San Juan “estamos planteando que Nicaragua no debe otorgar concesiones sobre la Cuenca del Río San Juan pero también que no se aperture a nuevos distritos mineros” destacó.

Asimismo, se presentaron los análisis de aguas superficiales realizados en el municipio de Bonanza (RAAN) los cuales reflejan contaminación de los ríos Sucio, Tunkibi y Aguas Claras por metales pesados principalmente, atribuibles a la actividad minera industrial que causan perjuicio ambiental principalmente por las aguas residuales generadas por el procesamiento del oro en esta zona.

Se hicieron además análisis de aguas superficiales y subterráneas (pozos de agua potable) en el municipio de Santo Domingo (Chontales), dónde se confirmó que las aguas que abastecen a este municipio, son aguas prístinas, es decir, una muy buena calidad de agua potable, condiciones que envidiarían muchos otros municipios del país. La empresa que se está explotando en la zona, aseguraba que las fuentes de agua del municipio estaban contaminadas, y basándose en ello, ya han destruido 4 quebradas naturales en la zona cercana a su sitio de explotación.

Jornada de acción antela actividad minera en Nicaragua

Demandar la suspensión dela entrega de concesiones mineras en zonas cercanas a y sobre áreas protegidas del país, exhortar a las autoridades competentes a implementar políticas de desarrollo que respeten los derecho de las personas y el ambiente, así como demandar el respeto a las decisiones de los pueblos y comunidades que se han pronunciado en contra de las industrias extractivas en Nicaragua, fueron algunas delas demandas del Grupo Estratégico contra la Minería de Matagalpa, Rancho Grande.

Como parte del Foro “Estado actual de sector minero y sus impactos socio-ambientales en Nicaragua” se logró la entrega de 7 mil firmas a la Secretaría dela presidencia y a la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Nacional por parte de las comunidades de Rancho Grande, en negación a la concesión minera y proyectos de explotación minera en su municipio.

“No se tienen perspectivas en mejorar nada, sino que eso deteriora el ambiente”, expresó Carlos Osiris, representante del Grupo Estratégico en Contra de la Minería de Matagalpa.

“Nosotros somos un municipio con muchas riquezas naturales y al haber explotación minera en este punto nos contaminan los ríos” recalcó Nola Hernández Palacio, del municipio de Rancho Grande.
De este modo, comunidades de Rancho Grande se pronunciaron de cara a la concesión y proyecto de explotación “El Pavón” que se llevará a cabo en la comunidad de Yahoska y afectará principalmente al río que lleva el mismo nombre, uno de los más grandes y que abastece a los productores y las pequeñas productoras de este municipio.

En este foro, organizado por Centro Humboldt con el apoyado de IBIS, en el marco del proyecto «Fortaleciendo las capacidades de incidencia y autogestión de poblaciones indígenas y afro descendientes de Bilwi, RANN”, asistieron representantes de la Alcaldía de Bonanza, cooperativas de pequeños mineros de este mismo municipio, líderes del Movimiento Ambiental “Salvamos Santo Domingo”, líderes y lideresas de los municipios de San Rafael del Sur, Mina El Limón (León), Camoapa, Grupo Teatral ADINJA, Grupo Estratégico Contra la Minería de Matagalpa, representantes del Movimiento Guardianes de Yaoska, entre algunos funcionarios del Ministerio de Energía y Minas, y HEMCO.

noviembre 7, 2014

Leave a reply