fbpx

Firman nuevo convenio de cooperación

“Monitoreo e incidencia con responsabilidad socioambiental con comercio e inversiones” se titula el nuevo convenio firmado entre la organización finlandesa Kepa y Centro Humboldt, cuyo es fin es contribuir con el fortalecimiento y aplicación efectiva de políticas e instrumentos jurídicos ambientales en el país que aseguren normas de desempeño y la responsabilidad socio-ambiental en procesos de desarrollo.

Tenemos una base sólida alrededor de una cooperación de procesos y no de proyectos, que se acierta en visiones, enfoques y objetivos. Nuestra relación y comunicación es de confianza y tenemos una cultura de transparencia, horizontalidad y equidad, por eso estamos seguros de que a través del nuevo convenio podemos fortalecer a la sociedad civil, tanto de Nicaragua como de Finlandia, dijo Lotta Valtoven, directora de país de Kepa.

Ambas organizaciones están conscientes de que las inversiones comerciales corporativas tienen un gran impacto y afectan el desarrollo de la población, pero también pueden ayudar a contribuir con la erradicación de la pobreza y la desigualdad en el mundo, por lo tanto, se han planteado como meta la valoración de los impactos y riesgos en el ambiente y poblaciones vulnerables generados por distintos sectores de la economía, inversiones y comercio, asegurando la participación de actores y ciudadanía informada para el cumplimiento efectivo del marco jurídico nacional.

Asimismo, promoverán articuladamente propuestas relacionadas con las políticas económicas que favorezcan un desarrollo social justo y equitativo en el marco de la implementación de acuerdos comerciales.

Amado Ordóñez, director ejectivo de Centro Humboldt, expresó que el convenio es un desafío para nosotros ya que debemos ayudar a las poblaciones afectadas, por eso la contribución de Kepa es súmamente relevante porque implica que la institución pueda sobre la marcha tomar algunas decisiones, con la seguridad que tendrá respaldo en un convenio, un respaldo del contacto entre sus alianzas y a nivel político.

Este convenio se implementará durante el período del 7 de marzo de 2013 al 31 de diciembre de 2015 y se trabajará conjuntamente con comunidades vulnerables afectadas por diferentes casos de contaminación causada por la falta de la responsabilidad social de empresas ubicadas en Bluefields, Puerto Cabezas, Boaco, Granada y Malacatoya.

Es un desafío enorme asegurar que las normas de desempeño sean observadas por los inversionistas en un mundo competitivo en donde cada vez se observan menos las normas de la ética, de la transparencia, etcétera, pero igual nosotros lo asumimos acá, y estamos concientes que el desafío es grande, pero el convenio nos va a ayudar mucho a mejorar nuestro trabajo, finalizó Ordóñez.

abril 1, 2013

Leave a reply