fbpx

Genes biológicos ya están protegidos

Después de 16 años de espera Nicaragua cuenta con una ley que protegerá sus recursos naturales. Este instrumento jurídico regula la conservación, la utilización y en muchos casos la repatriación de nuestros recursos genéticos.

La Ley de Biodiversidad es innovadora, no sólo incluye la flora y la fauna, sino los genes de ellos, los cuales tienen un valor económico social grande. Estos pueden generar millones de dólares, y no sólo se obtiene el beneficio económico, sino también el de protección a nuestra identidad y nuestra cultura, explicó Julio Sánchez, oficial de incidencia en biodiversidad de Centro Humboldt.

También señaló que “Uno de los principales logros es que nuestros recursos genéticos estarán protegidos y va ser más difícil que puedan llevárselos y robarlos”.

Nuestros recursos genéticos representan nuestra base económica. Más del 75% de las exportaciones de Nicaragua provienen de nuestra biodiversidad. Además, tienen un valor cultural importante porque ahí están nuestras tradiciones medicinales y alimenticias.

Una de las principales preocupaciones es que nuestros recursos genéticos se están extinguiendo y con ello se pierde la posibilidad de identificar curas para muchas enfermedades en el mundo.

Aproximadamente el 98% de las plantas de la Tierra no están suficientemente estudiadas, y las 20 mil especies que se utilizan como plantas medicinales constituyen sólo un mínimo porcentaje. Esto nos indica que en Nicaragua hace falta más investigación ya que es uno de los países con más alta densidad de recursos genéticos.

Sánchez indicó que Nicaragua tiene que rescatar los recursos genéticos que están fuera del país y registrarlos porque pueden adquirir derechos de propiedad intelectual en otros países que se los han llevado sin consentimiento.

El Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, y la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Nacional hicieron un buen papel en todo el procedimiento de aprobación de esta ley, reconoció Angélica Alfaro, Oficial de Comercio y Ambiente de Centro Humboldt.

Por su parte, Sánchez explicó que se va crear una cuenta del presupuesto de la República y se cobrarán por los servicios ambientales prestados, de esta manera la misma biodiversidad generará fondos para su protección y conservación. Esta decisión fue previamente consultada con el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

La Ley de Biodiversidad contiene 19 capítulos, 10 secciones y 105 artículos que aún está en revisión de estilo en la Comisión de la Asamblea, pero pronto saldrá publicado en la Gaceta. MARENA a través de la Dirección General de Patrimonio Natural, será el encargado de regular su cumplimiento.

octubre 1, 2012

Leave a reply