fbpx

Grupo de organizaciones muestra «frustración» ante negociaciones para Río+20

Organizaciones humanitarias, sociales y medioambientales mostraron hoy en Naciones Unidas su «frustración» ante la «falta de energía» con la que avanzan las negociaciones de cara a la Conferencia de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20) que se celebrará en Brasil en junio.

Numerosos representantes de los Gobiernos del mundo, el sector privado y la sociedad civil llevan semanas negociando el documento final que debe salir de la cumbre, que será en Río de Janeiro del 20 al 22 de junio, pero las negociaciones no han sido hasta el momento tan fructíferas como algunos esperaban.

Así lo explicaron en una conferencia de prensa en la sede central de la ONU representantes de organizaciones como Oxfam, Greenpeace, Vitae Civilis o el Foro Brasileño de ONG y Movimientos Sociales para el Medioambiente y Desarrollo (FBOMS), entre otras.

«Estamos completamente frustrados y decepcionados ante la poca energía de los Gobiernos en este proceso. Siento decirlo, pero esa falta de energía se puede ver en el proceso tan lento y muy doloroso con el que han avanzado las negociaciones de las últimas semanas», dijo la representante de la organización ETC Group, Neth Dano.

Las negociaciones para el borrador de la declaración se han alargado ya cuatro meses, un tiempo tras el que «las conversaciones siguen estando a cero», según explicó el representante de Oxfam, Antonio Hill, quien añadió que «poco o nada ha emergido de lo que los Gobiernos se comprometieron a alcanzar hace veinte años en la Cumbre de la Tierra».

Esa cumbre, celebrada en 1992, fue «un hito que unió los esfuerzos encaminados para el desarrollo y el medio ambiente», y que sirvió para establecer una meta para ofrecer prosperidad para todos sin salirse de los límites económicos, algo todavía más urgente hoy», dijo por su parte Daniel Mittler, representante de Greenpeace.

«Ahora es el momento de acabar con la deforestación, lograr la protección de los mares y alcanzar la revolución energética», añadió Mittler, quien lanzó un llamamiento para que los Gobiernos recuerden sus compromisos y actúen cuando quedan menos de cincuenta días para el inicio de la cumbre de Río de Janeiro.

Otros de los participantes en la conferencia tildaron las negociaciones en la ONU de «difíciles y lentas», como dijo el activista Jouni Nissenen, de la asociación Finlandesa para la Conservación Medioambiental.

Nissenen indicó que debido «la crisis financiera» que afecta al mundo, «todos los Gobiernos dan marcha atrás», por lo que exhortó a los países miembros de la ONU a «trabajar juntos para superar la falta de confianza que impera en las negociaciones» si se quiere lograr «un mañana mejor, financiera, social y medioambientalmente».

Según los participantes, numerosos Gobiernos han usado las negociaciones para impedir que se incluyan medidas necesarias para garantizar un desarrollo sostenible, como el respeto a los derechos humanos y los principios de «igualdad, precaución y multas a los contaminantes».

El grupo de organizaciones sostiene que la actual crisis financiera, las desigualdades en el crecimiento, el fracaso del sistema alimenticio, el cambio climático y la disminución de los recursos naturales requieren «un nuevo enfoque al desarrollo económico» que quede plasmado en los compromisos de Río.

«Las negociaciones actuales sobre el texto final ofrecen, sin embargo, simplemente más de lo mismo», añadieron en una declaración conjunta.

Tomado de http://noticias.terra.com.pe/internacional.

mayo 7, 2012

Leave a reply