Busto José Martí 5 cuadras al este. Bº Largaespada. Managua, Nicaragua
(505) 2251-0151
(505) 2251-0005

“Impactos y Desafíos de la Minería Metálica en América Central “

Los días 27 y 28 de abril del presente año organizaciones sociales y líderes comunitarios de la región Centroamericana se darán cita en Managua, Nicaragua para lanzar un proyecto regional de intercambio de experiencias y fortalecimiento organizaciones de la sociedad civil ante los impactos de la industria minera en la región.

Desde los años 90s, los Gobiernos Centroamericanos han fomentado un modelo de desarrollo económico basado en la explotación de materias primas (extractivismo) que se ha consolidado como la principal fuente de inversiones para la región. La aplicación de este modelo se ha complementado con la implementación de políticas de atracción de inversión extranjera directa que incluye la eliminación de tarifas de aduanas, la flexibilización monetaria, la desregulación de legislación vinculante y la privatización de bienes estatales. Con la firma de tratados comerciales multilaterales como el CAFTA-DR y el Acuerdo de Asociación UECA, estas políticas se vuelven inalterables y presentan un desafío a los incipientes procesos de democráticos en la región.

La transformación hacia la economía extractivista ha sido liderada por la industria minera que cuenta con un total de 1,118 concesiones a nivel regional, las cuales cubren un área territorial del 30% en Honduras, 10.05% en Nicaragua, casi el 30% en Guatemala, y un 5.20 % en El Salvador. A pesar de ocupar una masa territorial significante y estimular el crecimiento de las exportaciones, la contribución de la industria a la economía nacional de los países centroamericanos ha sido marginal: no más del 1% del Producto Interno Bruto (PIB) en la región, su aporte fiscal fluctúa del 0.03% 0.73% según el país, y su contribución a la taza de empleo no supera el 0.05% en el mejor de los casos.

“La agresividad con que la industria minera irrumpe en la región ha evidenciado la deficiente capacidad estatal para la regulación fiscal, ambiental y social, además de la incapacidad de penalizar las malas prácticas empresariales que se traducen en el deterioro ambiental, daños a la salud de las personas, violaciones a los derechos humanos y la propagación de conflictos ambientales entre la población civil, gobiernos y empresas”, afirmó Pedro Landa, Coordinador del proyecto Regional.

Después de más de dos décadas de minería intensiva se ha documentado un contraste entre las promesas de empleo, desarrollo y prosperidad que ofrecen las empresas
comunidades afectadas por impactos mineros que sufren de desplazamiento, pobreza, ambientes contaminados y represión si estas se organizan para defender sus derechos.

“Este encuentro, que contará con la participación de unos 40 representantes de organizaciones y comunidades en la región, busca fortalecer la comunicación e intercambio de experiencias de organizaciones y comunidades afectadas y establecer una plataforma que visibilice los impactos de la minería y promueva la regulación efectiva de industrias extractivas”, compartió Pedro Landa. La iniciativa será liderada por organizaciones de cuatro países de la región CA4 entre las que tenemos al Centro Humboldt en Nicaragua, El Colectivo Madre Selva en Guatemala, el Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación – ERIC de Honduras, y La Asociación Para el Desarrollo de El Salvador – CRIPDES, de El Salvador.

abril 26, 2017

Dejar Un Comentario


Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image