fbpx

Latinoamérica Camino a Rio+20

América Latina es tan diversa como los océanos que bañan a la región, desde las calidad aguas del Caribe hasta las congeladas rutas de Magallanes. Pero hoy sus diferencias deben unirlos, pues los retos ante el cambio climático son comunes y ECO quiere hablar de cinco ejemplos de países cuyas oportunidades manejadas con inteligencia marcarán diferencias.

México fue reconocido por sus esfuerzos para lograr avances en la COP16 y ahora por su trabajo para lograr la instrumentación de los Acuerdos de Cancún. Por ello, ECO desea pedir a la presidencia mexicana que mantenga su liderazgo y compromiso en temas cruciales como la creación de un Fondo Verde, la asignación efectiva de recursos de corto, mediano y largo plazo; la inclusión activa y significativa de la sociedad civil en el proceso de la CMNUCC; así como la definición de un mecanismo REDD+ que incluya a los pueblos indígenas, impulsando políticas con perspectiva de equidad de género y un crecimiento bajo en carbono. Brasil por su parte, aspira a ser un líder mundial y un campeón de los países en desarrollo.

Brasil por su parte, aspira a ser un líder mundial y un campeón de los países en desarrollo. En las negociaciones sobre REDD+ Brasil ha mostrado buena iniciativa, sin embargo, a nivel nacional la aprobación de la Ley Forestal por la Cámara de Representantes, y posiblemente firmada por el Presidente, asegura un aumento de las emisiones totales del país. Mientras que el plan de crecimiento económico – que es una prioridad nacional – es todo menos sostenible. Brasil tiene mucho que ofrecer, y su capacidad es enorme, ¿que están esperando para utilizar esto en la lucha por un futuro justo y sostenible?.

Para Nicaragua, como para toda la región centroamericana, la adaptación es una prioridad para la sobrevivencia y la calidad de vida de miles de personas. Por ello ECO demanda que en este camino a Durban, las partes se comprometan a proporcionar de manera efectiva recursos financieros suficientes para las acciones de adaptación, y que se constituya prontamente el Comité de Adaptación. Y aunque será todo un reto que las estrategias de la región sean objeto de evaluación, esto es necesario para garantizar su efectividad, lo que necesitará procesos de consulta que integren a la mayor multiplicidad posible de actores.

Argentina como presidente del G77 + China jugará un rol importante en estas negociaciones y ECO recibe con alegría las diversas intervenciones que ha hecho en nombre del G77 apoyando un segundo período de compromisos del Protocolo de Kioto, aunque reconoce que todavía hay un largo trecho por recorrer y que Argentina debe continuar trabajando para lograr el consenso en el G77.

ECO desea seguir escuchando de la región y de las acciones que ayuden a avanzar en el proceso, y que tendrán que presentar frutos en la reunión
de Río+20.

Tomado de ECO – Negociaciones climáticas.

junio 15, 2011

Leave a reply