fbpx

Le hacen la tarea a los candidatos

El medioambiente es un tema que los aspirantes a la Presidencia todavía ven de lejos, a pesar de que de esto depende el desarrollo de Nicaragua.

El Gobierno que resulte ganador de las elecciones presidenciales de noviembre próximo debe tener una visión moderna de desarrollo. Esto significa contar con una agenda ambiental en sus lineamientos económicos, las leyes, su gobernabilidad y el plan de nación.

Todo esto fue presentado como una sola propuesta ambiental del Centro Humboldt a las alianzas políticas en contienda, de cara a las elecciones que se aproximan.

En realidad, se trata de un Plan Nacional Ambiental elaborado por Humboldt, con el objetivo de que las alianzas políticas partidarias lo asuman como propio y las ejecuten cuando una de ellas gane las elecciones, explicó Libby Canales, coordinadora de Incidencia de dicha organización, especializada en temas ambientales.

En otras palabras, se les está otorgando de forma gratuita a los partidos políticos una guía de trabajo, sobre la que podrán elaborar sus políticas ambientales.

El documento podría resultar clave para los líderes de las alianzas en contienda, ya que no existen antecedentes de que un partido aspirante a la Presidencia haya elaborado una estrategia ambiental para su gobierno.

En el tema de la agenda económica ambiental, Humboldt destaca la producción agropecuaria, la energía y el cambio climático.

Respecto a la legislatura ambiental, Humboldt propone hasta 11 proyectos de leyes nuevas y reformas en aspectos ambientales, relacionadas con el desarrollo sostenible, además de promover áreas protegidas como el cerro Mokorón.

En cuanto a la gobernabilidad, la idea es que el ganador tome en cuenta la participación ciudadana, descentralice algunas funciones relacionadas con el medioambiente, fortalezca las instituciones ambientales, refuerce la prevención de desastres y asigne recursos necesarios para el medioambiente.

El último punto apela a una reforma en el marco jurídico, la reducción de la pobreza mediante inversiones que aborden los temas de forma integral, así como a la protección y conservación del patrimonio genético.

Otros temas que Humboldt resalta en la propuesta están relacionados con la ejecución coherente del plan ambiental, así como el tratamiento de los desechos.

La esperanza es que el partido ganador esté consciente del problema del medioambiente y cuente con una guía para sobrellevarlos.

**Una cuestión de fe**

El tema del medioambiente no es nuevo en el juego político de Nicaragua. Sin embargo, es algo que los aspirantes al poder no toman en cuenta, a pesar de que de estos depende la economía nacional.

El Centro Humboldt está consciente de esto y por eso tiene sus reservas a cerca de si alguna alianza con aspiraciones presidenciales estará dispuesta a tomar su propuesta.

No obstante, las esperanzas se mantienen entre sus integrantes.

“Hay que tener fe… esperamos el apoyo de la sociedad nicaragüense, nuestra propuesta es un tema controversial, pero no lo es tanto como otros, no es imposible”, comentó Julio Sánchez, del Centro Humboldt.

En las últimas elecciones presidenciales, realizadas en noviembre de 2006, solo un partido se comprometió por el medioambiente. Ganó, pero cumplió a medias.

[Fuente : La Prensa](http://www.laprensa.com.ni/2011/06/07/nacionales/62852)

junio 17, 2011

Leave a reply