“Los peligros de vivir junto a una planta energética”

Ya son 14 años de operación, Puerto Cabezas Power S.A (PCP) continúa siendo uno de los principales problemas de contaminación ambiental de Bilwi, en la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN). La empresa genera 9KWH y posee plantas que generan en pequeñas comunidades. El ruido, hedores y gases, fueron los primeros motivos que estimularon a los pobladores que habitan en los alrededores de la planta, a manifestar sus inconformidades.

En el año 2012 y tras varios años de lucha, la ciudadanía solicito la asistencia técnica de Centro Humboldt, por lo que esta organización recopilo información en la zona y orientó a los ciudadanos por medio de talleres sobre las acciones a tomar a favor de sus derechos.

Enseguida la población reconoció que las enfermedades que padecían eran efecto nocivo de la contaminación que emana esta planta energética. La constante irritación en los ojos, manchas en la piel, afectaciones respiratorias y alta presión son sólo algunas.

Olivia Guevara, Oficial de Incidencia en Hidrocarburos y Energía de Centro Humboldt, asegura que “unas 15 mil personas se están viendo afectadas por esta empresa”.
El estudio “IMPACTOS Y RIESGOS SOCIO-AMBIENTALES GENERADO POR LAS OPERACIONES DE PUERTO CABEZA POWER S.A” realizado por Centro Humboldt, demostró que la empresa está cometiendo delitos ambientales como el derrame de hidrocarburos, emisiones atmosféricas y ruido constante.

Dicho estudio fue presentado a las poblaciones de las zonas aledañas a la planta y a las autoridades gubernamentales ligadas al tema, quienes no han tomado acciones para darle solución a la problemática.

Las soluciones propuestas por Centro Humboldt basadas en su estudio y dentro del marco legal, contemplan: Reubicar la empresa PCP acorde al ordenamiento municipal adecuado, exigir a PCP que deje de contaminar el medio ambiente por la protección a la salud de los ciudadanos, y que las autoridades impongan una multa contra la empresa para remediar los daños ocasionados al medio ambiente.

mayo 18, 2015

Leave a reply