Monitoreo climático y sus predicciones de invierno 2015

El Monitoreo climático comunitario es un ejercicio de vigilancia del clima, que permite comprender en comportamiento de los fenómenos naturales y su impactos en los medios de vida. La información sustraída permite identificar medidas que ayuden a los procesos de adaptación a cambio climático que se trabajan con poblaciones vulnerables y así reducir las pérdidas y daños.

La red de productores que monitorean el clima, son de los departamentos de Chinandega, Carazo y Matagalpa, especialmente ubicados en el corredor seco de Nicaragua, todos están equipados con pluviómetros, sistematizan sus observaciones diarias y registran el comportamiento del clima en su comunidad.

El uso de instrumentos “tradicionales” sigue siendo una de las opciones más viables, cuyo valor agregado radica en la posibilidad de que puedan leer y anotar datos del clima local, perciben inmediatamente anomalías, favoreciendo la toma de decisiones sobre acciones de prevención oportuna para la protección o desarrollo de sus medios de vida.

Predicciones naturales del invierno 2015

Se tienen dos posibles escenarios del invierno, el primero y en el que la mayoría coincide, es en que “la primera parte del invierno no será “buena”, recomiendan la adopción de medidas que contribuyan a enfrentar una época de poca lluvia o bien, no sembrar mucho de Primera (Mayo a Julio 2015).

Lo que coincide con los pronósticos científicos, que sostienen la prevalencia de las condiciones climáticas para que el fenómeno de El Niño pueda afectar la primera etapa del invierno.

El segundo pronóstico dice que la primera etapa de invierno es la que efectivamente presentará las mejores lluvias, mientras que hacia finales del invierno las lluvias no serán consistentes.

El comportamiento del invierno en cada mes, nos irá dictando la pauta sobre la efectividad en el cumplimiento de lo pronosticado y por ende, en identificar cuál de los métodos de predicción es más efectivo.

Para cuando esto ocurra, estaremos prestos para observar el comportamiento de la flora y fauna, ya que van ofreciendo una serie de indicadores naturales que permiten definir con más precisión las características con que se presentará el invierno.

Aves, insectos, mamíferos y plantas, nos advierten las condiciones en que se presentará la época de lluvia en este 2015, esos indicadores también son parte del ejercicio de monitoreo climático realizado localmente.

Información basada en el Monitoreo Climático-Boletín Informativo Postrera 2014
Publicado en Marzo del 2015 – Centro Humboldt

abril 13, 2015

Leave a reply