Negociaciones climáticas en camino a la COP21

El año 2015 es de importancia en cuanto a los temas de desarrollo sostenible, cambio climático y gestión de riesgos, ya que en este año se definirá el segundo período del Marco de acción de Hyogo (relacionado a gestión de riesgos), se definirá la Agenda Post 2015, la que estará vigente una vez que los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) concluyan, y se aprobará un nuevo acuerdo climático global.

La Asamblea General de Naciones Unidas número 70, se realizará en septiembre próximo y en ella se presentará la evaluación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, cuya vigencia es hasta diciembre y se definirá la Agenda de Desarrollo Post-2015, la que los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS). La propuesta actual de ODS incluye 17 objetivos que abarcan temas como acceso al agua, energía, salud, educación, gobernabilidad, cambio climático, entre otros.

En cuanto a las negociaciones climáticas, los más de 190 países partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, tienen la tarea de aprobar en diciembre próximo, en París, un nuevo Acuerdo Climático Global que sustituya al Protocolo de Kioto. Este acuerdo debe tener como objetivo el estabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero para limitar el calentamiento global del planeta en menos de 2 °C, pero también garantizar la protección de las poblaciones más vulnerables ante los efectos de este fenómeno.

Dada la actual crisis climática que presenta efectos negativos en diversas regiones del mundo, este nuevo acuerdo no debe enfocarse solamente en mitigación (reducir emisión de gases de efecto invernadero), sino que también debe incluir la adaptación, la transferencia de tecnología, financiamiento y fortalecimiento de capacidades.

En las últimas décadas la región Centroamericana ha venido sufriendo los efectos del cambio climático, como por ejemplo: mayor frecuencia y mayor intensidad de huracanes, sequías, así como cambios en zonas costeras; por lo tanto, para nuestra región es de suma importancia que el acuerdo de París sea eficiente para garantizar frenar este fenómeno y sus efectos.

La sociedad civil y movimientos sociales de la región, han venido implementando acciones a los distintos niveles para participar en los procesos de elaboración, seguimiento y monitoreo de políticas nacionales, así como en la implementación de proyectos a nivel local. También, han presentado sus acciones y establecido sus demandas a través de distintos espacios, como por ejemplo la Alianza Nicaragüense ante el Cambio Climático (ANACC), el Foro Centroamérica Vulnerable, Unida por la Vida, desde donde se han realizado foros propositivos en los últimos cinco años y que ha logrado aglutinar distintos puntos de vista y  presentado las demandas de la región, principalmente de las poblaciones más vulnerables.

Por lo anterior, las organizaciones nacionales y regionales y otras organizaciones internacionales a través de la Red SUSWATCH – Latinoamérica se han comprometido a dar seguimiento a los distintos procesos que se desarrollan a nivel internacional, principalmente bajo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, de manera que la sociedad civil centroamericana esté informada de los procesos y pueda presentar sus demandas y recomendaciones a los mismos.

En esta ocasión, SUSWATCH presenta el “Balance de resultados de las negociaciones climáticas de la conferencia de las partes (COP 20)” llevada a cabo en diciembre pasado en Lima, Perú y la última sesión de negociaciones realizada en Ginebra la semana recién pasada.

febrero 20, 2015

Leave a reply