fbpx

Nicaragua necesita una política de prevención

Del terremoto de 1972 hasta la fecha, Managua ha avanzado en la investigación y preparación ante los sismos, se puede ver importantes resultados y avances de los mecanismos de respuestas, sin embargo, hace falta mucho por bregar, dijo el Director de Riesgo y Desastres de la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI, Armando Ugarte, quien además es miembro de la Mesa Nacional para la Gestión de Riesgo, MNGR.

Managua necesita crear e incentivar la política de prevención, que implica tomar medidas oportunas que, entre otras, enfaticen, que aunque los sismos sean muy frecuentes, no son los que matan, sino, que también la vulnerabilidad en las edificaciones, por eso es muy urgente emprender una campana de reforzamiento en construcciones muy débiles, afirmó Ugarte.

También se necesitan crear y fortalecer los planes de contigencia ante sismos y desastres, y es importante que este tema no se tome como algo de moda. Al contrario, esto es de toda la vida, porque Managua es una ciudad que está en constante riesgo sísmico, por lo tanto, debemos estar bien preparados, agregó el director Ugarte.

Por su parte, Denis Meléndez, facilitador de la MNGR, hizo enfasis en que todos y todas debemos prestar atención a los incendios porque son recurrentes después de las actividades sísmicas, y estos pueden provocar más daños que el sismo en sí, como ocurrió en el terremoto de 1931 en Managua y el de la ciudad San Francisco en Estados Unidos.

Ugarte menciona que hay mucho peligro en Managua, Masaya, León y Granada por las construcciones de adobe, taquezal y por los bloques de mala calidad, e indica que si hay sismos superficiales de 5-6 grados sobre la escala de Ritcher, los daños serían bastante grandes.

Ugarte recomienda que al momento de un sismo son: no moverse si el sismo es horizontal, si ladean las columnas o se mueven las lámparas y no rompe nada, pero si hace grietas o es vertical hay que evacuar, según el plan de evacuación de la institución, empresa y viviendas.

**Instancias apuestan por la investigación**

Cuarenta años después del terremoto de Managua y con la actividad sísmica muy fuerte e intensa que estamos viviendo, la Federación Luterana Mundial con su Departamento para Servicio Mundial, FLM-DSM, la Mesa Nacional para la Gestión de Riesgo, MNGR, el Instituto de Geología y Geofísica, IGG-CIGEO- UNAN han realizado diferentes actividades para compartir e incidir acerca de las acciones que se deberían emprender en materia de eventos sísmicos.

El CIGEO y la UNI han hecho estudios e investigaciones acerca de este tema, han creado modelaciones de escenarios de riesgos sísmicos que pronostican los probables daños que se puedan ocasionar en la infraestructura física, económica y social y también hay herramientas sobre la vulnerabilidad territorial y medioambiental.

Uno de los estudios realizados por Ugarte, refleja que Managua no soportaría un terremoto mayor a 6.5 grados en la escala de Ritcher y si el epicentro es el mar, provocaría un tsunami.

**La vieja Managua y sus eventos sísmicos**

Un martes santo, 31 de marzo de 1931 la ciudad de Managua fue sacudida por un sismo que empezó de una manera lenta y fue aumentando su intensidad hasta llegar a la magnitud 5.8 grados en la escala de Richter, un terremoto que causó la destrucción de la capital causando entre 1.200 y 1.500 muertos y más de 2.000 heridos, su epicentro se ubicó en la falla del Estadio (llamada así por atravesar el actual Estadio Nacional Dennis Martínez que entonces era la Penitenciaría Nacional).

Después de este evento sísmico ocurrió un evento inducido que destruyó la capital, un incendio que afectó aproximadamente 20 manzanas de la vieja Managua, “lo que quedó en pie después del sismo se terminó de derrumbar con el incendio” dijo Meléndez.

La ciudad se fue recuperando, pero se siguió en la construcción social y cotidiana del riesgo. Managua volvió a construir en el mismo sitio, quedó el mismo trazado de calles angostas y se siguieron utilizando los mismos materiales de construcción, la vida siguió igual después del terremoto.

Hace 40 años la ciudad capital se preparaba para la celebración de la fiesta de navidad, pero en la madrugada del sábado 23 de diciembre de 1972 colapsaron los centros nocturnos, las casas, edificios, entre otros, hubo grandes pérdidas humanas, se estima que más de 20 mil personas murieron, por el terremoto.

La MNGR, hizo un minuto de silencio junto con los periodistas, en memoria de las víctimas que perdieron la vida en la madrugada del 23 de diciembre.

noviembre 18, 2012

Leave a reply