Nicaragua va perdiendo zonas frescas

TEMA DEL DÍA

Managua, Nicaragua | elnuevodiario.com.ni

Nicaragua va perdiendo zonas frescas

Las temperaturas en Jinotega y Jinotepe subieron en un grado centígrado en tres décadas; y cada año, el clima tiende a ser más caliente
Por Deybis Sánchez | País

Nicaragua va perdiendo zonas frescas

La lucha contra el calor es sin tregua en un país de clima tropical como Nicaragua. BISMARCK PICADO/END

El clima frío de ciudades montañosas del norte de Nicaragua y la frescura de algunas ciudades del sur, se han ido perdiendo. Las temperaturas en ciudades como Jinotega, Matagalpa y Estelí han aumentado. Jinotepe y Diriamba no son ya ciudades frescas como en el pasado. Jinotega, que fue considerada por muchos años la zona más fría del país, pasó de registrar 20.7 grados centígrados, a 21.7 en los últimos 30 años. En 2024, esas ciudades consideradas frescas, aumentarán hasta en un grado su temperatura media, lo que significa que no solo serán más calientes, sino que el mercurio escala en grados cada vez más rápido.

Termómetros sudan

La jinotegana Aura Lila Sevilla recuerda que siendo ella muy joven, en la Jinotega de hace treinta años, los fríos eran insoportables. “Nos levantábamos con suéter, nos bañábamos cuando calentaba el sol, eso era tipo 9 o 10 de la mañana, y por las tardes tenías que tomarte una taza de tibio para poder soportar el frío. En las noches dormía apiñada con mis hermanas y con tres colchas. Sí, era frío”, recuerda.

En la actualidad, en vez de tomar tibio por las tardes, Sevilla toma un refresco para sofocar el calor que golpea a su ciudad en ciertas épocas del año. “Creo que los despales que hemos hecho en nuestros bosques han provocado estos calores”, comenta la jinotegana de 50 años de edad.

El clima frío que caracterizaba a las ciudades norteñas de Jinotega, Matagalpa y Estelí, y a las del sur, Jinotepe y Diriamba, se ha ido calentando poco a poco. Jinotega, considerada la más fría de Nicaragua, pasó de una media anual de 20.7 grados centígrados a 21.7 en los últimos 30 años, afirma Carlos Carballo, especialista en modelos de proyección de cambios climáticos del Centro Humboldt.

Su pronóstico es más grave aún porque estima que, en los próximos 10 años, las temperaturas de las ciudades mencionadas aumentarán hasta en un grado centígrado, lo que significaría un calentamiento acelerado y eso traería consecuencias malas para los ecosistemas y la vida de sus habitantes.

De la bruma al polvo

Marcos Cordero, habitante de Jinotepe, afirma que en su departamento, Carazo, el clima cambió porque eliminaron cafetales y bosque a inicios de la década de 1980, en un plan agresivo contra la plaga de la roya. “Botaron los árboles y todo se calentó”, enfatiza.

“Antes, cuando estaba chavalo, la gente se vestía bien elegantona en Carazo; los hombres usaban trajes para combatir el frío en una ciudad brumosa, las mujeres llevaban guantes y bufandas. Ahora, más bien luchamos contra el calor y los polvazales”, dice Cordero al describir el cambio de costumbres debido al cambio climático en su zona.

Altitud

Hugo Rodríguez, experto en agroecología de la Universidad Nacional Agraria, UNA, sostiene que las bajas temperaturas que registraban Matagalpa o Jinotepe, en comparación con el resto del país, eran efecto de la altitud, por tener mayor altura sobre el nivel del mar, la extensa masa boscosa y los vientos provenientes de los océanos Atlántico y Pacifico.

“En primer lugar, estas ciudades rondan entre los 500 y 1,000 metros sobre el nivel del mar, y mientras más alta es una ciudad, más fría. También estas ciudades comparten tradición cafetalera y allí se cuidaban los bosques, porque el café es un cultivo de sombra”, explica.

Menos bosque

Jinotega, Estelí y Matagalpa, por estar muy altas, han recibido vientos del océano Atlántico, lo que funciona como un ventilador natural y hace que las temperaturas sean bajas. En el caso de Jinotepe y Diriamba, por su cercanía al océano Pacifico, recibían los vientos de este mar, señala Rodríguez.

Hace 30 años, en las regiones montañosas del norte de Nicaragua, arriba de 800 metros sobre el nivel del mar, las temperaturas medias inferiores eran de 26 grados centígrados y en algunos puntos descendían hasta 20 grados, dice Carballo, el especialista del Centro Humboldt.

El aumento de las temperaturas puede estar sucediendo por dos causas, indica Claudia Rivera, especialista en gestión de riesgos y adaptación del cambio climático de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Unan-Managua): Un calentamiento natural, porque el planeta puede enfriarse o calentarse de manera natural, y por la intervención humana, en concreto por la agricultura intensiva, en la que se deforesta para desarrollar toda clase de cultivos.

“La Matagalpa verde que conocí hace años, ha cambiado su forma, ahora se observan cerros deforestados; creo que la agricultura debería regularse para evitar el cambio climático en nuestras ciudades”, destaca Rivera.

A su criterio, la deforestación, la ganadería y la expansión urbana son acciones que provocan el aumento de temperaturas de forma drástica en las ciudades nicaragüenses.

Ganado deshidratado

“Con el aumento en la temperaturas, la calidad del café disminuirá, la floración de las plantas será inestable”, advierte Hugo Rodríguez. “Además, como se ha deforestado las montañas, habrá que traer especies que sean resistentes al calor y eso va en detrimento de la calidad”.

El experto en agroecología asegura que la ganadería también sufrirá las consecuencias, porque con más calor el ganado tendrá mayores requerimientos hídricos y los pastos deberán ser resistentes a climas cálidos.

El caudal de los ríos disminuirá, igual que las aguas subterráneas, por las sequías prolongadas en la medida que aumenten las temperaturas en los próximos diez años, lo que hará subir los costos de producción, pronostica Rodríguez.

«Hemos sido los mismos habitantes los que destruimos nuestros bosques y por eso el calor aumenta cada día. Yo trato que en mi finca no se despale, ni se mate a los animales».

Aura Lila Sevilla, productora de café de Jinotega.

Leer Mas:

www.elnuevodiario.com.ni/nacionales/315963

noviembre 7, 2014

Leave a reply