fbpx

Región en emergencia

Más de 70 muertos, 150,000 afectados, carreteras internacionales cortadas, aldeas aisladas y miles de familias que perdieron casas o cosechas era ayer el saldo del temporal de lluvias, que azota América Central, desde hace casi una semana.

Guatemala, con 28 muertos y dos desaparecidos, y El Salvador, donde varios aludes registrados el sábado en la madrugada, elevaron a por lo menos a 32 el saldo de fallecidos, son los dos países más golpeados. En Honduras los reportes oficiales dieron cuenta de 12 muertos y en Nicaragua de otros ocho.

En Nicaragua, la Coordinadora de Comunicación y Ciudadanía de la Presidencia, y primera dama Rosario Murillo, expresó ayer que las lluvias de los últimos días han anegado a unas tres mil viviendas y debido a las afectaciones, al menos dos mil personas han sido evacuadas en 95 albergues a nivel nacional.

Murillo explicó que las afectaciones de las lluvias se extienden en unos 500 barrios o localidades de 14 departamentos del país. Además, advirtió que las precipitaciones continuarán, por lo que el país seguirá en alerta preventiva.

En Guatemala, el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) pronosticó ayer que, debido a un sistema de baja presión en las costas de Belice, en el Caribe, las lluvias proseguirán otras 24 horas.

En El Salvador, el ministro de Gobernación, Ernesto Zelayandía, pidió a sus conciudadanos el sábado estar alertas durante la noche, para prevenir desgracias ya que “el cuadro es bastante crítico”. En Honduras, las autoridades subieron a rojo el estado de alerta en dos departamentos y a amarillo en otros 10.

Ante la catástrofe, desde Caracas, el presidente venezolano Hugo Chávez ordenó enviar auxilio. “(…) Son países muy pobres”, dijo durante un consejo ministerial transmitido por el canal oficial VTV. Los desastres naturales provocaron en América Central en 40 años más de 50,000 muertos y decenas de miles de millones de dólares en pérdidas.

**Graves daños en siembras**

Como consecuencia de las inundaciones los cultivos de frijol, sorgo, café y azúcar en Nicaragua son hasta el momento, los que más afectaciones están tendiendo.

El frijol dejó de entrar a los mercados de Managua, por lo que para la demanda está siendo cubierta con las reservas que tienen los comerciantes. Eso hizo que el precio incrementara, pues el quintal pasó de valer entre 300 y 800 córdobas a costar 1,100 córdobas el fin de semana.

Los gremios de productores reportan que el exceso de agua pudrió parte de la siembra de postrera en las zonas de Estelí y Matagalpa.

También hay reportes de afectaciones en los cultivos de sorgo en el Occidente del país, donde podría perderse hasta 7,000 manzanas. Hay igual peligro de que la recolección del café sufra retrasos, debido a la destrucción de los caminos haría imposible entrar a las fincas.

octubre 17, 2011

Leave a reply