fbpx

Rinden tributo al día mundial del medio ambiente

Un biogestor fabricado con un bidón, basura convertida en bonitos adornos, fertilizantes a base de plantas, murales ecológicos, productos orgánicos, entre otros, fueron parte de las presentaciones que realizaron diferentes organismos ambientales, en la feria del conocimiento en tributo al Día Mundial del Medio Ambiente.

Chinandega igual que otros departamentos del país, se unió al clamor mundial por crear conciencia ecológica en todos los rincones del mundo al realizar esta feria, en el que el ingenio de estudiantes y participantes, le dio un toque ecológico a la actividad.

Instituciones como Centro Humboldt tuvo una participación, con el apoyo de la Federación Luterana Mundial, a través del proyecto “Apoyo a la reducción de riesgos a desastres en comunidades vulnerables de Somotillo y Villanueva”, que se ejecuta en estos municipios de Chinandega.

“La intervención que hacemos en esta zona es relacionada al cambio climático, todos estamos conscientes de las recurrencias y el impacto de los fenómenos que tienen en la población, y es por eso que nuestro objetivo es elevar las capacidades de preparación para que las personas puedan enfrentar situaciones de desastres”, señaló Abdel García de Centro Humboldt.

La actividad incluyó una serie de actos culturales, con mensajes en alusivos al cuido de la madre naturaleza, entre los que se destacó bailes folclóricos, presentaciones de proyectos en beneficio del medio ambiente y concursos de murales ecológicos, en el que el instituto Miguel Ángel Cortes, se adjudicó el primer lugar con un premio de equipamiento para realizar actividades relacionadas al cuido de medio ambiente y de su centro educativo.

Presentan cocina ambiental

Entre las presentaciones más llamativas, estuvo la realizada por el Movimiento Joven Siglo 21, quienes mostraron por primera vez un proyecto de Biogestor de Bidón (Cocina), capacitado para operar 10 horas a base se heces fecales de cualquier tipo.

“Con el 25 por ciento de heces fecales, está cocina puede funcionar por 10 horas, después de cuatro días fermentación. Estamos preparando un biogestor más grandes”, expresó Moisés Cuadra.

Uno de los beneficios de este biogestor, es que su mantenimiento es mínimo y de fácil manejo, y ayuda a la economía de las personas, además de contribuir con el medio ambiente, debido al uso de energía alternativas y no de petróleo.

“La idea es proyectar uno más grande con capacidad de 200 litros y una duración de 40 a 45 horas por un costo de 269 dólares con cocina incluida”, explicó Cuadra.

Entre los organismos participantes estuvo Joven Siglo 21, Asociación Miriam, ADES, África 70, e instituciones del estado como MINED, MARENA, INTA, entre otros.

junio 18, 2012

Leave a reply