Busto José Martí 5 cuadras al este. Bº Largaespada. Managua, Nicaragua
(505) 2251-0151
(505) 2251-0005

Sociedad civil nicaragüense de cara a la conferencia Mundial sobre Cambio Climático

Los 195 países signatarios de la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CNUCC) esperan alcanzar “un nuevo protocolo”, jurídicamente vinculante, cuyo objetivo sería poner freno a la crisis climática e incrementar la capacidad adaptativa de las comunidades y poblaciones vulnerables a los impactos negativos del cambio climático.

En las últimas décadas, Nicaragua y los otros países centroamericanos, han experimentado los efectos negativos del cambio climático y han visto sus economías y medios de vida afectados por desastres ligados a eventos hidrometeorológicos extremos como inundaciones y la actual sequía, que durará, según las previsiones, hasta el año próximo.

Según el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), un grupo de asesores científicos de las Naciones Unidas, ya se han registrado en Centroamérica un aumento de la temperatura media, cambios en los ciclos hidrológicos, problemas sanitarios y una pérdida de biodiversidad, entre otros aspectos. Así mismo, las poblaciones costeras del istmo están reportando pérdidas importantes de sus territorios por la erosión costera, así como la salinización de sus fuentes de agua potable debido al aumento del nivel del mar.

Para las organizaciones miembros de la Alianza Nicaragüense ante el Cambio Climático (ANACC) y el Foro Centroamérica Vulnerable Unidos para la Vida es crucial que, en París, se alcance el nuevo acuerdo climático global que frene la crisis climática, limitando el aumento de la temperatura promedio global a 1,5°C y garantizando la protección y adaptación de las poblaciones vulnerables, reconociendo la región Centroamericana como una región altamente vulnerable ante los efectos del cambio climático.

El nuevo acuerdo debe también garantizar los recursos de implementación necesarios, en particular el financiamiento, para que los países implementen medidas de mitigación y adaptación, tal y como lo establecen los principios de la CMNUCC, y apliquen el principio de “responsabilidades compartidas, pero diferenciadas, de acuerdo a las capacidades”.

El Mecanismo Internacional de Varsovia sobre la Compensación de Pérdidas y Daños causados por efectos del cambio climático en países en desarrollo, debe ser parte integral del acuerdo de París.

Por lo tanto, los miembros de la Alianza Nicaragüense ante el Cambio Climático (ANACC) hacen un llamado a los gobiernos Partes de la CMNUCC invitándoles a participar y comprometerse en la búsqueda de mecanismos que garanticen que un acuerdo ambicioso legalmente vinculante de París no sea solamente un acuerdo global, sino que sea un acuerdo que priorice a las poblaciones vulnerables.

¡Apoye a la campaña de firmas del Foro Centroamérica Vulnerable! http://actua.centroamericavulnerable.org/inicio

noviembre 19, 2015

Dejar Un Comentario


Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image