Todo lo que debes saber sobre las reformas de leyes de tarifa eléctrica en Nicaragua

Javier Mejía es economista de profesión y actualmente se desempeña como Coordinador del Área de Recursos Naturales de Centro Humboldt. Asimismo, se ha encargado de desarrollar uno de los temas priorizados de nuestra institución, como es: Energía Sostenible, que aborda el tema de acceso, fomento de la energía renovable a pequeña escala y eficiencia energética.

Debido a que su experiencia en la institución abarca la realización de estudios e investigaciones sobre energía y formula propuestas para incidir en el marco legal a distintos niveles (local, nacional, centroamericano e internacional), decidimos entrevistarlo sobre las reformas de leyes de tarifa eléctrica aprobadas este año (2019) que ha dejado preocupado y con dudas a muchos nicaragüenses que temen ver reflejado un incremento en su próximo recibo de luz.

¿Cuáles son aquellos aspectos más importantes que la población debe saber sobre la reforma de la tarifa?

Cuando me preguntas por tarifa, nosotros hemos dado monitoreo al pliego tarifario que saca el INE (Instituto Nicaragüense de Energía) todos los meses. El monitoreo lo iniciamos en diciembre 2018 al último pliego tarifario que fue en noviembre de este año y hemos visto un aumento gradual mes a mes, de enero a diciembre aumento un 3% y después se ha venido dando un aumento de 1.5% por cada uno de los meses que hemos venido monitoreando. El problema es cuando haces un análisis del acumulado que te da casi un 18% de aumento de diciembre 2018 a la fecha y esto implica obviamente un golpe para los consumidores. El análisis ha sido para la tarifa del sector residencial, nos referimos a todos los hogares que están conectados con Disnorte-Dissur y dentro de los hogares nicaragüenses la energía es un costo fijo que siempre está apretando el bolsillo.

Con la reforma, se habla de algunas sanciones que incluyen encarcelamiento ¿qué tan cierto es?

Recientemente la Asamblea Nacional aprobó unas reformas a la Ley de Estabilidad Energética, que se creó el año 2005 cuando empezó un aumento fuerte de los precios internacionales del petróleo y en ese momento como Nicaragua tenía una matriz energética bastante dependiente de los hidrocarburos tenía que estar importando de otros países y esto implicaba un impacto directo no solo al sector de la generación eléctrica sino también al sector transporte por ejemplo, se crea esta ley que permite al Estado, a los entes reguladores y Ministerio de Energía tener algunas medidas de ahorro energético y que protegieran al país de estos altos precios.

En esta ocasión el gobierno y la Asamblea Nacional hicieron una reforma basada en recuperación de cartera de la empresa distribuidora que modifican el artículo 5 incorporado dentro del Código Penal, donde permite cárcel por robo de suministros energéticos, por conexiones ilegales, alteraciones a los medidores e incluyen dentro de este artículo el tema de las facturas en mora, esto le da facultades a la empresa distribuidora llevar a los usuarios a un proceso de juicio e incluso a ejecutar embargos.

Al respecto de esto hay otra duda ¿por qué gente que apenas se atrasa un mes en la factura de luz le cortan el servicio mientras otros pasan meses sin pagar?

Lamentablemente la ley deja a discreción de la empresa distribuidora el tiempo de mora para llevar este tipo de procesos y tiene este tipo de consecuencias, debería ser más específica en ese aspecto y dejar menos potestades a la distribuidora de cómo tratar a los clientes.

Ahora, si quieres someter una factura que consideres alterada a reclamo ¿tienes que pagar por este proceso?

Sí, esa ha sido otra de las modificaciones que se han hecho recientemente, entiendo que esa fue a la Ley de Industria Eléctrica, donde existía un proceso para reclamar ante el ente regulador y mientras estaba ese reclamo la factura quedaba prácticamente congelada pero este tipo de modificaciones siempre están tratando de proteger a la empresa distribuidora. Ahora, si quieres hacer un reclamo y quieres que el proceso continúe, se tiene que pagar al menos el 50% de la factura que está en reclamo, de esta manera se está garantizado la liquidez a cualquier costo.

Hace algún tiempo se hablaba que en Nicaragua se pagaba la tarifa energética de Centroamérica a pesar de ciertas circunstancias que podían aminorar su costo, pero ahora con la crisis ¿eso cambia?

El problema de Nicaragua es que el pliego tarifario y la factura que les llega a los consumidores finales no tiene nada que ver con el tipo de generación. Hay mucha gente que pregunta, pero si ahora tenemos más renovables y dependemos menos de los precios internacionales del petróleo y de exportarlo para la generación eléctrica, entonces por qué seguimos teniendo una tarifa alta. Lamentablemente, nuestro pliego tarifario no analiza de donde viene la generación simplemente seguimos teniendo las mismas fórmulas de hace 10 años y no hay cambios en ese aspecto. Por ejemplo, en El Salvador, una de las distribuidoras que tiene los precios más altos, nosotros duplicamos su precio. Una de las explicaciones que hemos logrado analizar es que Nicaragua tiene un monopolio en la distribución, una red demasiada amplia, somos un país de amplia extensión territorial, entonces eso implica que existan mayores pérdidas técnicas y no técnicas. A diferencia de otros países como Guatemala que tienen distribuidoras en diferentes sectores del país, esto hace que sean redes más pequeñas, más eficientes de manejar y que tengas menores perdidas.

Actualmente, el servicio de energía eléctrica lo administra el Estado ¿cambiaría algo si el distribuidor fuera privado?

En el subsector eléctrico, la generación está en un 80% en manos de privados, dentro de este porcentaje están involucradas varias empresas ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), entonces existe una vinculación directa con el gobierno. En el transporte de energía está la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) que es 100% público y el 90% de la distribución está en manos de Unión Fenosa que es una empresa privada, sin embargo, se habla de una vinculación con el gobierno porque hace años gran parte fue comprada por Melfosur, pero estas son especulaciones. Realmente la generación y distribución están en manos de privados, por eso te mencionaba que en Nicaragua tenemos un monopolio que les permite hacer los cambios que consideren porque no hay competencia como en otros países.

¿Cuáles serían tus recomendaciones a los usuarios ante estas reformas?

Lo primero es estar claro de la cantidad de aparatos eléctricos que tiene en el hogar, es importante leer las etiquetas de eficiencia energética porque muchas veces compramos equipos sin saber cuánto consumen. Segundo, estar pendiente de los medidores, en años recientes se han cambiado a medidores digitales porque esto te permite tener elementos al momento de hacer un reclamo. El problema es que como no manejamos mucho este tema las distribuidoras hacen lo que quieren y te das cuenta de las cosas hasta que miras el gran cobro en la factura.

diciembre 27, 2019

Leave a reply