fbpx

Urge Plan de Acción Binacional en Río San Juan

El grupo de Ad Hoc de Observación Ambiental conformado por Centro Humboldt, Centro de Investigación de Recursos Acuáticos (CIRA-UNAN) y Fundación del Río, en el marco del Día Mundial de los Humedales, propone la reactivación de una comisión binacional para que se coordinen acciones de aprovechamiento y protección que conlleven al establecimiento de un Plan de Acción Binacinal (PAB) en todo el territorio de la Cuenca del Río San Juan.

Esta instancia considera que debe existir un marco de entendimiento y de cooperación entre Nicaragua y Costa Rica, para garantizar el cumplimiento del PAB, y de esta manera serán innecesarias las demandas recíprocas que ambos Gobiernos han elevado a la Corte Internacional de Justicia.

La presentación de esta Propuesta de acciones para la gestión de la cuenca binacional, se realiza en el seno de los “Humedales del Sureste de Nicaragua y los Impactos de la Ruta 1856”, donde se expone la importancia de este recurso hídrico, siendo vital para Nicaragua ejercer el “Dominio y Sumo Imperio” de su soberanía sobre estas aguas.

Asimismo, Río San Juan se considera crucial para la seguridad hídrica y alimentaria de Nicaragua y de una parte significativa de la región centroamericana, ya que los impactos generados por los proyectos realizados tendrán resultados diferenciados que carecen de posibilidades reales de mitigación o suspensión de la generación del daño si no se logra desarrollar la colaboración efectiva entre ambos países.

Además de estos proyectos, el incremento de monocultivos agrícolas, plantaciones forestales, ganadería extensiva y la inminencia de la instalación de industrias extractivas, principalmente oro e hidrocarburos en ambos lados de la frontera, demandan acciones de concertación y políticas públicas binacionales, en la búsqueda de concretar soluciones ambientales de largo plazo.

Las acciones planteadas hoy por el grupo Ad Hoc de Observación Ambiental, deberán llevarse a cabo en el marco de los compromisos nacionales e internacionales asumidos por ambos Estados, y sobre todo, conservando una relación vecinal estable en un clima de cooperación y confianza mutua, centrado en el bienestar de la población y la naturaleza.

febrero 5, 2013

Leave a reply