Voluntariado activo en las comunidades indígenas

El equipo técnico del proyecto DIPECHO VIII, organizó talleres sobre valores humanitarios, liderazgo y las actitudes que debe tener un voluntario, con el fin de conformar y fortalecer una Red de Voluntariado en 17 comunidades indígenas y una miskita.

En los talleres participaron cinco personas por cada comunidad, quienes lo valoraron como “positivo”, ya que aprendieron los valores humanos y principios del liderazgo porque consideran que un voluntario debe aportar a su comunidad y su desarrollo.

Víctor Manuel Bucardo, técnico del proyecto Preparación antes Desastres y Protección de los Medios de Vida en la Cuenca 45 (Rio Bocay y Río Coco), Territorios Indígenas MSB y LI AUBRA, Nicaragua, DIPECHO VIII, explica las características que debe tener un voluntario, “no debe estar pendiente de la hora, que si le corresponde algún trabajo, tiene que estar al tanto de los problemas de la comunidad, sin pensar en alguna remuneración”.

**Próximas acciones **

Entre los meses de febrero y marzo próximos, el voluntariado desarrollará los temas de reducción de riesgo sobre desastres, cambio climático, incendios forestales, y la identificación de zonas vulnerables, realizarán un censo de población y evaluarán quienes están en peligro.

Este proyecto cuenta con el apoyo de la Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea, ejecutado a través de Oxfam y Centro Humboldt. Su fin es contribuir a la reducción del riesgo desastres y al aumento de la resiliencia de las poblaciones más vulnerables que viven en las áreas más expuestas a amenazas naturales de Nicaragua.

febrero 19, 2013

Dejar Un Comentario


Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image